Corrientes sindicales en Mexico 2

Ø      Utilidades en base a la productividad.

Ø      Creación de centros de adiestramiento en las empresas.

Ø      Eliminar impuestos a vacaciones, aguinaldos y horas extras para reforzar el salario.

Ø      Descentralizar la aplicación de la legislación laboral.

Ø      Fortalecer la función conciliatoria.

Ø      Intervención mínima de la autoridad del trabajo en las relaciones laborales sin dejar de reconocer su papel de árbitro.

Ø      Flexibilidad en la aplicación de las normas laborales.

Ø      Prohibición de los sindicatos para afiliar obligatoriamente a sus trabajadores a partido alguno.

d)        El gobierno

El gobierno por su parte ha diseñado e impulsado los principios de flexibilidad en el trabajo y aún más, ya los ha puesto en práctica. Su política laboral contiene, como a continuación se verá, elementos de flexibilidad que privilegian la eficiencia y la productividad, pero a la par da un impulso a la política de atención social.

El sector gobierno no ha externado sus puntos de vista sobre la revisión de la legislación laboral, y más adelante se presenta un apartado donde está plasmada la política laboral del gobierno del Presidente Carlos Salinas de Gortari.

Como se puede apreciar existen grandes diferencias entre cada uno de los planteamientos; existen algunos puntos de coincidencia entre el sindicalismo oficialista y el de izquierda, sobre todo en lo relativo a lo que se considera como conquistas fundamentales de los trabajadores, aunque sobre el corporativismo hay diferencias insalvables.

El empresariado y el gobierno coinciden en la aplicación del principio de flexibilidad en el trabajo, mismo que ya se ha aplicado en algunas empresas paraestatales, por lo que es posible que sea adaptado en la nueva legislación laboral, aunque no sin problemas, pues la oposición de izquierda y el sindicalismo oficialista cuentan con una fuerza importante en el Congreso de la Unión.

D.        El plan nacional de desarrollo y la politica laboral

En el Plan Nacional de Desarrollo del Presidente Salinas no existe como tal un apartado dedicado a la política para su sexenio. Sin embargo, algunos elementos pueden resctarse de dos Acuerdos Nacionales, éstos son: el Acuerdo Nacional para la Recuperacion Económica con Estabilidad de Precios y el Acuerdo Nacional para el Mejoramiento Productivo del Nivel de Vida.

Es importante destacar que el Gobierno Mexicano tiene interes en modernizar el sector que de él depende, es decir el sector paraestatal en donde figura como patrón.

Por ello se contempla una modernización de la empresa pública que descansará en varios puntos fundamentales. Por una parte se hace énfasis en la reducción del gasto público con el fín de fortalecer los sectores económicos prioritarios a que hace referencia el Artículo 28 de la Constitución, y por otra se recalca la necesidad de desincorporar, vender, fucionar o transferir las entidades no estratégicas ni prioritarias.

De esto se deduce que las empresas públicas habrán de administrarse en base a la productividad, la eficiencia, la competividad y el mercado con el fin de evitar viejos vicios como la corrupción, la ineficiencia y los subsidios indiscriminados.

Estas apreciaciones tienen importantes consecuencias en el ámbito laboral como son la flexibilidad en los contratos colectivos de trabajo y los reajustes de personal no necesario, ya sea por exceso o por motivo de la reconversión industrial.

En cuanto al empleo y al salario, el PND establece que ambos conceptos habrán de sustentarse en una mayor productividad y eficiencia, en el sano crecimiento económico, en la renegociación de la deuda externa y en una mayor inversión privada tanto nacional como extranjera. El PND establece también que la concertación habrá de ser pieza fundamental en las nuevas relaciones laborales, a la par que anuncia el fortalecimiento de la política social referente a mejorar e impulsar a las instituciones de seguridad social como el IMSS, el ISSSTE y el INFONAVIT y dar mayor apoyo a la educación. Es decir, el Estado se presenta como un ente modernizador que no deja de lado su carácter social.

E.        Algunos casos concretos de modernización en empresas estatales.

Si bien las características que habrán de asumir la relación de la modernización de las relaciónes laborales habrá de definirse en la nueva Ley Federal de Trabajo, es importante considerar que los principios de flexibilidad en el trabajo ya están siendo aplicados por el gobierno en las empresas de su competencia. A continuación se expondrán algunos casos significativos que marcan el rumbo de lo que habrán de ser las nuevas relaciónes laborales.

1.         Teléfonos de México.

El 14 de abril de 1989 concluyeron las negociaciones entre el Sindicato de Telefonistas de la Republica Méxicana, que encabeza Francisco Hernández Juárez, y la empresa Teléfonos de México, mediante la firma de un convenio que habrá de orientar las relaciones laborales con cambios sustanciales en el Contrato Colectivo de Trabajo.

En dicho convenio se hace referencia al otorgamiento de concesiones y autorizaciones para que la iniciativa privada pueda intervenir en ciertas áreas de la telefonía, lo que representa una importante apertura que anteriormente habría sido considerada como una auténtica herejía y merma de la "Soberanía Nacional". La flexibilidad laboral queda asentada en varios rubros.

1.             Flexibilidad en el empleo de los recursos humanos, lo que implica la obligación de los trabajadores de cubrir el perfil del puesto, contratación de nuevo personal de confianza o sindicalizado sólo de acuerdo a las necesidades de la productividad o de servicio; sustituciones temporales a juicio de las empresas, movilidad de personal, temporal o permanente de acuerdo a las necesidades de la empresa; traslado definitivo de personal por decisión de la empresa, siempre que la necesidad derive de la disminución o desaparición de la materia de trabajo y sin que esta movilidad genere vacantes; traslado de personal especializado a juicio de las empresas; reacomodo de personal, previa capacitación, en otros departamentos en que sus servicios sean necesarios.

2.             Se presenta, como consecuencia de lo anterior, un fortalecimiento de la capacidad de decisión y administración de la empresa.

3.             Se da un nuevo cariz al trabajo sindical que estará orientado, en gran parte a participar en las necesidades de capacitación y adiestramiento como consecuencia de la adopción de nuevas tecnologías. Aunque el sindicato debe de ser informado y su opinión debe tomarse en cuenta, la decisión final recae en la empresa.

Un triunfo importante para el sindicato (que ha sido tomado como un triunfo del "moderno" líder sindical Francisco Hernández Juárez) es la conservación del empleo, aunque ciertamente se dé una variación importante en las antiguas atribuciones del organismo sindical. Asimismo la revisión salarial de abril de 1990 se vuelve a dar bajo esta nueva relación, al estilo "sindicalismo autónomo", sin emplazar a huelga y con la concertación como vía de negociación.

2.         Petróleos mexicanos.

Por lo que se refiere a loa cambios en el Contrato Colectivo de Trabajo 1989-1991 Entre el Sindicato de Trabajadores Petroleros y PEMEX se destaca lo siguiente:

1.             Modificación de 94 cláusulas de un total de 271 y supresión de 15 más.

2.             Cambio de trabajadores al régimen de confianza de los técnicos y profesionales.

3.             Cambio en la proporción de trabajadores de planta y transitorios de 10% y 5%, respectivamente, al 14% de personal de planta, lo que situará a ambos segmentos en 170 mil sindicalizados y 20 mil de confianza.

4.             La empresa rescata el derecho a la movilidad del personal técnico de acuerdo a sus necesidades, la disponibilidad en cuanto a la jornada de trabajo y la asignación de puestos por capacidad y no por recomendación sindical.

5.             Se modificaron tres cláusulas relativas al reclutamiento y ascenso de personal.

6.             Con respecto al Comité Ejecutivo del sindicato (tecnicos y profesionales) habrán de pasar, una vez concluído su período de gestión, al régimen de confianza.

7.             Se modificó sustancialmente la cláusula 34 referente al otorgamiento al sindicato del 2% de los contratos de compañias privadas que prestaban servicios o realizaban obras para PEMEX, cantidad que era entregada al sindicato. La empresa queda en libertad de contratar o no al personal sindicalizado.

8.             El sindicato queda sujeto a participar en los concursos para la construcción de obras.

9.             Se le retira al sindicato la facultad de realizar exámenes de aptitud y se elimina la obligación de la empresa de contratar suplentes por vacaciones o incapacidad.

10.           Se nulifica la cláusula 265 referente al otorgamiento de 1,500 millones de pesos para "obras revolucionarias".

11.           Se reducen las obligaciones monetarias de la empresa hacia los gastos de representación sindical.

12.           Se modifica la cláusula 22 que impedía a la empresa la reducción de puestos y la supresión de departamentos.

13.           Se crea la Comisión Nacional de Productividad.

14.           Se eliminan alrededor de 30 mil trabajadores transitorios.

De lo anterior se deduce una recuperación de la capacidad administrativa de la empresa y se reducen las atribuciones del sindicato en cuanto al manejo y reclutamiento de personal y el gran poder económico que mediante la corrupción había adquirido la dirigencia.

Existen otros casos en el proceso de modernización en empresas paraestatales como los ocurridos en Ruta 100, Altos Hornos de México Plantas I y II, Siderúrgica Lázaro Cardenas las Truchas, Siderúrgica Nacional y la Compañía Minera Cananea.

En esas entidades el proceso de modernización y flexibilidad en el trabajo se ha orientado a la redefinición de los contratos colectivos de trabajo, que tienden a fortalecer a la empresa y a la modernización productiva y de la misma forma al reajuste de personal.

En AHMSA II se modificaron cláusulas del contrato colectivo de trabajo y se acordó despedir a 856 trabajadores; en SICARTSA estalló una huelga, realizada por trabajadores descontentos con la dirigencia nacional y con cierta influencia del PRD, dado que se planteó la modificación del contrato colectivo y el reajuste de personal; en Siderúrgica Nacional estalló la huelga el 28 de julio de 1989 en demanda de un incremento salarial de 25%, mientras la empresa ofreció el 13.5, modificación del contrato colectivo de trabajo y reajuste de personal; en la Compañía Minera Cananea se decretó la quiebra por los problemas financieros y las existencias laborales desmedidas, Posteriormente los conflictos de SICARTSA y CANANEA fueron resueltos de la siguiente forma:

3.         Cananea.

Reajuste del personal del 25% de la planta de los trabajadores de acuerdo al contrato colectivo de trabajo, más liquidación voluntaria de hasta 500 obreros.

Movilidad de la jornada de trabajo, otorgando un carácter más productivo.

Turnos continuos, permitiéndole a la empresa recuperar la administración de los recursos humanos.

Sin embargo, después de una larga lucha que puso en evidencia la incapacidad del Estado para administrar empresas, se dio marcha atrás al cierre de la empresa, esto no sin la presión de los sindicatos y grupos de izquierda, sobre todo el PRD, lo que significó una muestra de oposición que obstaculizó el proceso de modernización y obligó al gobierno a retroceder, quien por el contrario cedió en sus pretensiones de transformar el contrato colectivo que tutela más que derechos de los trabajadores, condiciones que atan la productividad y que permite, a su vez, canonjías para los lideres.

4.         Sicartsa.

Se dio marcha atrás en la declaración de quiebra.

No se llegó hasta el fondo en los planteamientos originales de la empresa, pues de 70 cláusulas que deseaba modificar y 18 que quería derogar, sólo hubo cambios en tres.

Concesión de obras a compañías privadas y no al sindicato.

Trabajadores multihábiles.

Liquidación de 771 trabajadores.

Se debe destacar que en este caso la resistencia de los trabajadores y el problema político causado por la presencia del Partido de la Revolución Democrática dentro de las filas obreras no permitió que se llegara a fondo en la modernización.

Las palabras del propio líder minero Napoleón Gómez Sada son ilustrativas respecto a la problemática del empleo; el dirigente asegura que han sido reajustados 10 mil trabajadores en menos de 2 años y esperan 5 mil despedidos en la Compañía Minera Cananea, mil en SICARTSA y 133 en Peñoles (esta última empresa privada). Este fenómeno tiende, como ya ha sucedido en el caso de SICARTSA, a que los trabajadores rebasen a sus dirigentes.

F.         Consecuencias político-sindicales de la modernización

A lo largo de este trabajo se ha hecho referencia a algunas de las repercusiones que la modernización laboral y la flexibilidad en el trabajo están representando para el sindicalismo. A continuación se enumeran algunos de los efectos que ya se han presentado y otros que se vislumbran, estos son:

1.         Reducción del papel político de los sindicatos y cambios en las prácticas sindicales.

Las organizaciones corporativas, como ya se ha hecho notar. Están teniendo un serio debilitamiento dado que ahora representan un gran obstáculo para el proyecto de modernización económica y política. Este fenónmeno tiende a darle un nuevo contenido a las relaciones Estado-Movimiento Obrero, a fortalecer al primero y a darle un nuevo contenido a las organizaciónes corporativas.

En cuanto a las prácticas sindicales se debe destacar una mayor participación en los planes de capacitación y productividad y una menor injerencia en la dirección de las empresas.

2.         Repercusiones negativas de las bases ante los líderes sindicales

Las repercusiones negativas importantes en cuanto a la relación de los líderes sindicales con sus bases, se reflejan en que han tendidoa rebasarlos, debido al impacto en el empleo, que se reduce por los reajustes, y a las modificaciones en los contratos colectivos de trabajo, que eliminan una serie de prerrogativas y conquistas alcanzadas por los sindicatos. Este alejamiento y descontento representa para la izquierda una oportunidad de liderazgo sindical que le reditúe beneficios políticos y de control, como en el caso de SICARTSA.

En este punto es importante destacar que si bien la política de modernización es benéfica para hacer más eficientes y productivas a las empresas paraestatales eliminando vicios, el gobierno debe impulsar los mecanismos adecuados para no agravar el problema del empleo, por lo que es necesario que existan estrategias adecuadas, que permitan el incremento de la inversión, el crecimiento de la planta productiva y por tanto del empleo así como la elevación del nivel de vida de los trabajadores.

3.         Apoyo a los lideres sindicales que faciliten el proceso de modernización

Como fueron Francisco Hernández Juárez y Sebastián Guzmán Cabrera, así como el desplazamiento de los dirigentes que se oponen como lo demuestran los casos de Joaquín Hernández Galicia, Salvador Barragán, Camacho, Carlos Jonguitud Barrios y Venus Rey, entre los más destacados.

G.       Inclusión controlada de las disidencias en la dirección de las organizaciones sindicales

Es como un reflejo de lo que a nivel de la política nacional está sucediendo con la mayor participación de la oposición, aunque sin perder control político. Un caso concreto de este fenómeno son los triunfos de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación que consiguió en las secciónes VII, IX, XXII y Xl del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

H.        Tendencias y Riesgos de la Modernización a Nivel Internacional.

El proceso de modernización tecnológica en los países avanzados de Europa cuenta ya con dos décadas de adelanto respecto de los países en vías de desarrollo. Este fenómeno, aunque tiene características similares en ellos, presenta también variaciones importantes. A continuación se presentan algunas de las características sobresalientes que ha adoptado este proceso de reconversión industrial y modernización tecnológica misma que pudiera presentarse en su oportunidad en nuestro país.

1.         Ámbito de la Producción.

Expansión de la producción en masa por la adopción de nuevas tecnologías. Este excedente de producción afecta directamente al empleo y las nuevas tecnologías inciden en una nueva división del trabajo al requerirse trabajadores especializados. El excedente de producción afecta al comercio internacional al saturar los mercados.

2.         Ámbito Sindical.

Fortalecimiento de los mandos intermedios por parte de empresas y sindicatos debido a la expansión del modelo japonés basados en los circulos de calidad y en los grupos de trabajo, es decir, el principio del "Control Total de Calidad".

La verticalidad entre los líderes y los trabajadores tiende a debilitarse, por lo que se está presentando la necesidad de fortalecer el trabajo sindical en base a una mejor representación y democratización. Esto ha creado la necesidad de reforzar los poderes de los comités sindicales de empresa.

Los sindicatos y las empresas tienden a buscar nuevas formas de concertación en la implantación de nuevas tecnologías. Esta concertación ya se ha planeado a nivel de ramas industriales, es decir, en forma sectorial.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s