EL SINDICALISMO EN MEXICO parte 4

X. LA CONFEDERACIÓN DE TRABAJADORES Y CAMPESINOS

 

Esta organización nació en el Estado de México, aprovechando dos coyunturas importantes: la primera fue la presencia del gobernador Carlos Hank González, quien impulsó, dentro de su propio estado, el desarrollo de lo que ellos mismos denominan sindicalismo nuevo, en segundo lugar, la presencia en el propio Estado de una vida sindical pobre en los planteamientos, demasiado orientada hacia los arreglos económicos subterráneos. El número de sus miembros se calcula aproximadamente en más de doscientos mil afiliados. El éxito como organización sindical es indiscutible, si se juzga a través del crecimiento en membresía y movilización de fuertes contingentes. Su pertenencia al Congreso del Trabajo ha sido muy discutida, pues se dice que fueron expulsados en una ocasión por veinte días, lo cual niegan sus dirigentes. Sus principales ramificaciones se encuentran en el Estado de México, Hidalgo, Querétaro, Puebla y Tlaxcala, así como en el Distrito Federal. Proclaman como sistema de acción el "cambio de estructuras". Esta central se perfila como otra opción más para el Estado, con el fin de ejercer un mayor control sobre el movimiento obrero y un apoyo al sistema político, para mantener en el poder al gobierno al que presta apoyo en las elecciones y del que recibe, simultáneamente, prebendas económicas y escaños políticos.

 

XI. LA UNIDAD OBRERA INDEPENDIENTE

 

Es considerada como uno de los organismos sindicales dentro de los sindicatos independientes, ya que agrupa a los sindicatos de empresas muy importantes como Diesel Nacional, Nissan, Sindicato Nacional de Trabajadores de Aviación, Acros, Herramientas Cleveland, Bablock & Wilcox, Acero Solar, Química Hoechst y los de algunas compañías huleras, entre ellas, la Goodrich Euzkadi. El 1o. de abril de 1972 se constituyó la Unidad Obrera Independiente (UOI), con el propósito de tener una organización disciplinada de los trabajadores, manejada por ellos mismos. En 1983 contaba con una membresía aproximada de doscientos mil trabajadores.

Esta central agrupa tres tipos de asociados:

a) Los sindicatos que hayan logrado su independencia del aparato burocrático patrono-gobierno.

b) Grupos sindicales de cualquier central o sindicato.

c) Trabajadores sindicales o agrupados.

El Comité Coordinador Nacional es, en principio, el encargado de llevar adelante la política de los miembros de la UOI; acordar la realización de asambleas; organizar cursos y conferencias sobre temas históricos, económicos, políticos y sociales; editar el periódico mensual Claridad y folletos de divulgación, y conocer sobre las faltas o actitudes contrarias al programa. Esta organización no se solidariza con ninguna otra que no forme parte de sí misma ni presta apoyo a otros movimientos sindicales democratizadores o insurgentes. Aun cuando en su programa de acción específica que la clase obrera necesita de la alianza y de la solidaridad de otros sectores y organismos, en la práctica muestra una posición sectaria y separatista frente al movimiento obrero, en general.

La participación y toma de decisiones desde la base, como principio ideológico, se contradice con la estructura organizativa presentada, donde las decisiones finales quedan en manos del Comité Coordinador Nacional, que delega en su coordinador general, Juan Ortega Arenas, la toma de decisiones y ejecución de acuerdos.

En cuanto a la independencia política con respecto a los partidos, no obliga a sus agremiados a estar afiliados a ninguno; sí ataca permanentemente a los partidos de izquierda. Podríamos decir que los miembros de la UOI tienen una orientación ideológica reformista-burguesa, pero no comunista, como se ha dicho muchas veces.

 

XII. REFLEXIÓN FINAL

 

Con la Revolución Industrial inglesa, cambiaron las formas de producción y organización del trabajo con la introducción de nuevas tecnologías, lo cual dio origen a la organización profesional en sindicatos o trade-unions, para los ingleses. En México, por el desarrollo industrial tardío (1876-1911), la aparición del proletariado industrial ocurrió prácticamente durante esa época. La prohibición, existencia clandestina y después la tolerancia fueron etapas por la que transcurrió, en México, como en otros países, la organización sindical.

La ausencia legislativa en materia laboral, antes de la revolución de 1910, dificultó la existencia de los sindicatos, no así la acción colectiva de los trabajadores que ejercitaron el derecho de huelga aun sin la reglamentación, lo que demuestra, una vez más, la naturaleza de hecho o fenómeno de carácter social que tiene la huelga, no obstante la tendencia existente por reglamentarla. Con el advenimiento de la Casa del Obrero Mundial y la creación del Departamento de Trabajo en 1912, surgieron las bases que prepararían el terreno para la organización jurídica del sindicalismo en la Constitución de 1917, artículo 123, fracción XVI, del apartado A, con base en el derecho de asociación profesional en la ley fundamental, comenzaron a estructurarse para nacer a la vida jurídica, la CROM, CGT, los sindicatos católicos, la UGCOM y la CTM, entre otros. Con posterioridad, surgirían organizaciones independientes del Estado, a las que se pretendió afiliar al Congreso del Trabajo, durante la época del presidente Díaz Ordaz, con la intención del control y sumisión de estas organizaciones, lo cual no ocurrió. Con la muerte de Fidel Velázquez y la desaparición de su liderazgo prolongado al frente de la CTM y la inducción económica del modelo neoliberal, a partir de la década de los 80 se hizo necesaria la reorientación de las estrategias de lucha sindical, pero la falta de auténtico liderazgo y representación de las organizaciones obreras no ha respondido a las exigencias de la clase trabajadora, quien ha rebasado en mucho las expectativas de sus líderes, comprometidos en política, con intereses personales y apetencias de poder y riqueza, no de defensa ni de mejoramiento de la clase a la que representan. Es necesario reencauzar hacia el trabajo, como el compromiso permanente, la función del sindicato, para que pueda demostrar su utilidad y sobrevivir como la opción de estudio y defensa, pero también el mejoramiento de las condiciones de trabajo, de las cuales, hasta ahora, ha sido el protagonista.

 

Notas:
1 Catedrático en las Facultades de Contaduría y Administración y Derecho e investigador de tiempo completo del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, además es investigador nacional.
2 Trueba Urbina, Alberto, Nuevo derecho del trabajo, 3a. ed., México, Porrúa, p. 351.
3 Ibidem, p. 352.
4 Graham Fernández, Leonardo, Los sindicatos de México, Atlamiliztli, 1969, p. 44.
5 Idem.
6 Iglesias, Severo, Sindicalismo y socialismo en México, México, Grijalbo, 1970, p. 42.
7 Idem.
8 Gompers, Samuel, Setenta años de vida y de trabajo, trad. M. Granados y A. Custodio, México, Editorial Intercontinental, 1956, p. 492.
9 Ibidem, p. 497.
10 Ibidem, p. 499.
11 Ibidem, p. 501.
12 Idem.
13 Reyna, José Luis y Miquet, Marcelo, "Introducción a la historia de las organizaciones obreras en México: 1912-1916", Tres estudios sobre el movimiento obrero en México, México, El Colegio de México, 1976, p. 26.
14 Marjorie, Ruth Clark, La organización obrera en México, México, Era, 1984, p. 103.
15 Meyer, Jean et al., Historia de la Revolución mexicana, México, El Colegio de México, núm. 11, 1977, p. 77.
16 Marjorie, Ruth Clark, op cit., p. 107.
17 Ibidem, p. 1008.
18 Alessio Robles, Vito, Desfile sangriento, México, Porrúa, 1979, pp. 36 y 37.
19 Guadarrama, Rocío, Los sindicatos y la política en México: la CROM, México, Era, 1981, p. 187.
20 López Aparicio, Alfonso, El derecho latinoamericano del trabajo, México, UNAM, 1974, p. 187.
21 Ibidem, p. 188.
22 Meyer, Jean et al., op cit, p. 89.
23 Carr, Barry, El movimiento obrero y la política en México, 1920-1929, México, Era, 1981, p. 137.
24 López Aparicio, Alfonso, op cit., p. 188.
25 Idem.
26 Lombardo Toledano, Vicente, La libertad sindical en México, México, Universidad Obrera de México, 1974, pp. 183 y 184.
27 Hard, John M., El anarquismo y la clase obrera mexicana, México, Siglo XXI Editores, 1980, pp. 21 y 219.
28 Huitrón, Jacinto, Orígenes e historia del movimiento obrero en México, México, Editores Mexicanos Unidos, 1980, pp. 307 y 318.
29 Hard, John M., op cit., p. 220.
30 Anguiano Rodríguez, Guillermo, Las relaciones industriales ante la insurgencia sindical, México, Trillas, 1985, p. 31.
31 López Aparicio, Alfonso, op. cit., p. 188.
32 Basurto, Jorge, El proletariado industrial en México, 1850-1930, México, UNAM, 1981, pp. 198 y 199.
33
Marjorie, Ruth Clark, op. cit., p. 76.
34 Ibidem, p. 77.
35 Basurto, Jorge, op. cit., p. 199.
36 López Aparicio, Alfonso, op. cit., p. 189.
37 Idem.
38 Basurto, Jorge, op. cit., p. 200.
39 Lombardo Toledano, Vicente, op. cit, p. 189.
40 López Aparicio, Alfonso, op. cit., p. 189.
41 Iglesias, Severo, op. cit., p. 71.
42 Basurto, Jorge, Cárdenas y el poder sindical, México, Era, 1983, p. 24.
43 Durand, Víctor Manuel, La ruptura de la nación, México, UNAM, 1986, p. 17.
44 López Aparicio, Alfonso, op. cit., p. 214.
45 La Constitución de la Confederación de Trabajadores de México, México, INEHRM, 1986, p. 247.
46 Iglesias, Severo, op. cit., p. 71.
47 Anguiano Rodríguez, Guillermo, Las relaciones industriales ante la insurgencia sindical, México, Trillas, 1985, p. 34.
48 La Constitución de la Confederación de Trabajadores de México, p. 55.
49 Ibidem, p. 66.
50 Ibidem, p. 83.
51 Ibidem, p. 190.
52 Ibidem, pp. 214, 215, 217 y 220.
53 López Aparicio, Alfonso, op cit., p. 221.
54 Ibidem, p. 222.
55 Durand, Víctor Manuel, op. cit., p. 20.
56 Ibidem, p. 23.
57 Lombardo Toledano, Vicente, Teoría y práctica del movimiento sindical mexicano, México, Universidad Obrera de México, 1974, p. 64.
58 Hernández Chávez, Alicia, Historia de la Revolución mexicana, México, El Colegio de México, 1979, t. XVI, p. 164.
59 Durand, Víctor Manuel, op. cit., p. 33.
60 Anguiano Rodríguez, Guillermo, op. cit., p. 32.
61 Salazar, Rosendo, La CTM, México, PRI, 1972, p. 246.
62 Hernández Chávez, Alicia, op. cit., p. 152.
63 Lombardo Toledano, Vicente, op. cit., p. 73.
64 Durand, Víctor Manuel, op. cit., pp. 62 y 63.
65 Ibidem, p. 67.
66 Ibidem, p. 72.
67 Wilkie, James y Wilkie, Edna M. de, México en el siglo XX, México, UNAM, Instituto de Investigaciones Económicas, 1969, p. 365.
68 Lombardo Toledano, Vicente, op. cit., p. 74.
69 Durand, Víctor Manuel, op. cit., p. 193.
70 Lombardo Toledano, Vicente, Teoría y práctica del movimiento sindical mexicano, México, Universidad Obrera, 1974, p. 74.
71 Ibidem, p. 75.
72 López Aparicio, Alfonso, op. cit., p. 237.
73 Reyna, José Luis y Miquet, Marcelo, op. cit., p. 56.
74 López Aparicio, Alfonso, op. cit., p. 237.
75 Durand, Víctor Manuel, op. cit., pp. 193 y 194.
76 López Aparicio, Alfonso, op. cit., p. 238.
77 Durand, Víctor Manuel, op. cit., p. 196.
78 Ibidem, p. 205.
79 Lombardo Toledano, Vicente, Teoría y práctica del movimiento sindical mexicano, México, Universidad Obrera, 1974, p. 80.
80 Reyna, José Luis y Miquet, Marcelo, op. cit., p. 62.
81 Ibidem, p. 68.
82 Lombardo Toledano, Vicente, op cit., p. 80.
83 Buen Lozano, Néstor de, Sindicatos, democracia y crisis, México, Porrúa, 1985, p. 46.
84 Reyna, José Luis y Miquet, Marcelo, op. cit., p. 71.
85 Buen Lozano, Néstor de, op. cit., p. 52.
86 Reyna, José Luis y Miquet, Marcelo, op. cit., p. 75.
87 Carro Igelmo, Alberto José, Introducción al sindicalismo, Barcelona, Casa Provincial de Caridad, 1971, p. 41.
88 Cueva, Mario de la, El nuevo derecho mexicano del trabajo, México, Porrúa, 1979, t. II, p. 252.
89 Cfr. Buen Lozano, Néstor de, "Estado y sindicatos", Anuario jurídico, México, UNAM, núm. XIII, p. 351.
90 Carro Igelmo, Alberto José, op. cit., p. 61.
91 Anguiano Rodríguez, Guillermo, op. cit., p. 59.
92 Cfr. Buen Lozano, Néstor de, op. cit., nota 89, p. 61.
93 Idem.
94 Ibidem, p. 63.
95 Anguiano Rodríguez, Guillermo, op. cit., p. 94.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s